RUTA UGÍJAR – MAIRENA

TIPO: Lineal.
INICIO: Plaza de Los Mártires de La Alpujarra.
FINAL: Mairena.
TERRENO: Asfalto 3,9 km., pista 10,06 km. y sendero 0,5 km. Puede hacerse a pie y en bici.
TIEMPO: 2:30 horas.
LONGITUD DEL TRAZADO: 7,6 km.
DIFICULTAD: Media.
Tomamos como punto de partida La Plaza de los Mártires de La Alpujarra. Nos dirigimos en dirección Válor y justo antes de salir del pueblo,Senderismo tomamos a la derecha la Calle La Gloria. Al final de la calle giramos a la derecha y por la Cuesta del Cerro llegamos a la Plaza de Las Eras. Desde allí comienza el Camino de Mairena, en dirección Norte hacia la rambla, senda que desde tiempos ancestrales unía las poblaciones de Ugíjar y Mairena. Cruzamos la Rambla de Mairena, que adopta el nombre de Rambla del Hospital en su paso por Ugíjar, y dejamos a la derecha un acueducto del siglo XIX. Subimos a la derecha una cuesta siguiendo en todo momento el camino trazado. Encontraremos a nuestro paso numerosos cortijos, el primero y el más emblemático es el Cortijo de La Torre, que advertiremos al lado del camino, por encima de nuestras cabezas, y que identificamos por su chimenea. Rodeado de un gran olivar, constituye un elemento etnográfico de gran valor. Edificio de finales del siglo XIX, fue en el pasado una importante almazara que funcionaba con una caldera de vapor, algo insólito en la zona. Desafortunadamente en la actualidad solo quedan sus ruinas. Al pasar este cortijo, a un km. aproximadamente, nos encontramos a la derecha con la Venta de los Soteros, unas ruinas con muros de barro. Después de pasar al lado de dos balsas antiguas al borde del camino, tropezaremos a nuestra derecha con una balsa de riego de grandes dimensiones, conocida como la Pantaneta, rodeada de juncos y enea, y poblada de aves zancudas. En este recorrido nos circunda un paisaje de secano de olivar y almendro; y a partir de la pantaneta, vegetación de monte bajo, como romero, tomillo, espliego, etc. El entorno será en muchos tramos árido, con barrancos de cárcavas. En este paraje de Carchelina, que veremos a nuestra derecha, restos de una alquería medieval de época nazarí donde también se han descubierto vestigios romanos. Pasamos por el cortijo de Carchelina a nuestra izquierda y la pista principal nos conducirá finalmente a la carretera que nos lleva a Mairena. También tenemos como alternativa al pasar el cortijo de Carchelina, a unos 200 metros, tomar el camino de la derecha en la bifurcación que se nos presenta y bajar hasta la Rambla de Mairena. Allí pasamos un vado y caminamos sobre la rambla siguiendo el curso del agua a contracorriente, en sentido ascendente. Una pista de nueva construcción sube hasta una parata de olivos. A nuestra derecha seguimos un tramo empinado conocido como La Cuesta de Mairena, que transcurre entre olivares y enlaza con un camino estrecho que nos conduce finalmente hasta Mairena.

Anuncios