RUTA UGÍJAR – CUESTA VIÑAS

TIPO: Lineal.
INICIO Y FINAL: Plaza de Los Mártires de La Alpujarra, Ugíjar.
TERRENO: Pista espaciosa. El recorrido puede hacerse a pie o en bici.
LONGITUD DEL TRAZADO: 7,9 km.
DURACIÓN: 2:15 horas.
DIFICULTAD: Media. Es muy apacible y suave salvo el último tramo, que hay que subir una empinada cuesta.

Partimos de la Plaza de Los Mártires de La Alpujarra y nos dirigimos a la salida del pueblo descendiendo por la calle Enrique Agredano, calle Aguilera, Plaza de Los Caños, Plaza de La Constitución, calle Canario, calle Matadero y calle Secuela. Tomaremos la carretera en dirección Yátor y pasada la Cooperativa Santa Bárbara. A la derecha, nos encontramos con una pista de cemento empinada que después descenderemos. El  Senderismo Cortijo del Chifle, en lo alto del viso, a la derecha, lo veremos comenzando a recorrer la rambla. El Camino de la Rambla Carlonca es una travesía llana y muy apacible, donde numerosos cortijos a nuestra derecha e izquierda nos acompañarán y nos servirán como puntos de referencia. Dejando atrás a nuestra derecha el Cortijo de la Capellanía, pasamos por un vado, bajo el cual discurre el agua de la rambla que baja desde nuestra derecha. Seguimos nuestra ruta sin desviarnos en ningún momento de la pista principal y en lo alto, a nuestra izquierda, divisaremos el cortijo de los Maldonado; el cortijo de la Tela, a la derecha; y el cortijo del Aguilar, a la izquierda. Seguimos nuestro itinerario y llegamos a una bifurcación a la altura del Cortijo de Santa Engracia. A la izquierda dejamos atrás un camino ascendente que conduce al camino de Yegen. Nosotros seguiremos sin embargo, el camino de nuestra derecha. Enfrente está el “Corte del Guijarro” del que mana un importante nacimiento de agua. Llegaremos al cauce de la  Rambla, que cruzaremos y retomaremos de nuevo la pista general. En todo momento la seguiremos sin tomar ninguna bifurcación, siguiendo siempre el curso de la rambla, la cual tendremos que cruzar en varias ocasiones: unas seis veces aproximadamente. Durante todo este trayecto, llamado la vereda del Cortijo del Pintor, la vegetación que encontraremos serán frutales de todo tipo, los más abundantes, naranjos; numerosas explotaciones agrícolas de hortalizas y extensos olivares, todo unido a la típica vegetación de ribera como cañaveras, sabucos, tarais y álamos. Tras un pequeño vado llegamos al Cortijo Alto, con una pequeña alameda en el camino. Nos encontramos en este momento del recorrido en el término municipal de Válor, entre la Loma del Pintor, a nuestra izquierda, y la Loma de la Sacristía a nuestra derecha. Después de pasar por el Cortijo de Cantarilla subiremos una última pendiente para llegar finalmente al Paraje de Cuesta Viñas y sus aguas amargas medicinales, situado entre alamedas y árboles frondosos, en el barranco de Zahurdones.